Imaginarnos eternos…
Abrazandote y soñando miles de sonidos
Entre tu boca, mi boca, y algunas risas de fondo.
Miles de promesas
En alguna cama con ventana hacia el sol
Tras las ruinas de algún mundo quizás
O frente a sierras y lagos verdes.
Que el paisaje nos devore.
Y que el tiempo transcurra todo para nosotros.

Soñar que besas mi frente y sonrío
Que me adornas con tus brazos alrededor de mi cintura
Que soy una mujer calma y feliz
Una y otra y otra y otra vez
Hasta que el universo deje de expandirse
Para mí

Obrando


De alguna forma lo que deseo no tarda en llegar.
Últimamente los pasos y las agujas se aceleran a embestirme
Aunque no desearía algo nuevo si algo viejo no se va
Si deseo es porque pierdo, si pierdo es porque merezco algo más.

Tengo amnesia en algunos trastes del camino
Tengo vacíos tan lejos que no los puedo encontrar.
A veces miedos que contagian ansiedad
Y eso esta bueno.
A veces certezas de que no voy a llorar más,
Pero esas certezas de incertezas, no se pueden separar.

A veces no tenemos idea de que será de nosotros
El  error está en no saber qué hacer nosotros
Lo que será, será igual.
No le maniobramos casualidades al universo
Para acordarlas en nuestros deseos
Y  muchas causalidades, al fin y al cabo,
Pierden el sentido de su concepto.

Una poesía sin rimas,
Una historia sin nudo.
Un final feliz o un desenlace sin final
Las siluetas difusas son parte de mi condición
De planear alrededor de todo
Y no detenerme en casi nada.


Solo sé que nunca perdí las ganas de sentir
¿Viste cuando te arrancan un pedazo de tu cabeza en lugar de robar uno de tu corazón?  Por supuesto que al segundo no lo pude tocar cualquiera pero el primero es como el nene que quiere meter los dedos en el enchufe: los padres no lo dejan pero el insiste insiste hasta que le da una terrible patada y no jode más.

Maldigo a los niños y su curiosidad, maldigo la generosidad de ser grande. 
Con un pedazo de cabeza menos uno no suele pensar muy bien...

No les miento, no sentía amor. 
Ternura, cariño,
Pelotudeo constante
Pero amor no, eso es otra cosa.
Lo único que quise fue que me devolvieran un poco de todo lo que había dejado 
Así, como un borracho gastando dinero en un bar.
Solo conseguí vergüenza y mucho alcohol. 
Vergüenza de mi misma, si.
De golpe descubrí que era una muy buena mujer y que estaba sensible y sola, como desde hace tiempo, pero sensible como hace mucho.
Terriblemente sola y con ganas de que alguien nuevo me quiera.
Alguien a quien yo pueda querer.

Creí que había un personaje al que podía desenmascarar.
Arrebatarle su disfraz.
Darle una mano.
Me equivoqué:
No era un personaje, 
Siempre fue un mal tipo
Pero su locura me confundió.
Yo no lo quería para mi
No soy como las demás, no.
No ando persiguiendo nada.
Yo solo quería que me viera diferente,
Un problema mio en realidad:
Necesitaba sentirme realizada a través de otro.
Arrebatarle su disfraz,
Darle una mano,
Hacer el bien para recibir lo mismo:
Un abrazo
Una risa
Un, "que te vaya bien, te lo mereces.."
Pero no todos valen la pena.

No le deseo el mal a nadie y no me gasto más
Donde no puedo hacerlo.
Hace días que no siento hambre mas de una vez
Y que con un solo atado de cigarrillos no me alcanza.
Volví a las tardes enteras en la cama, sin querer levantarme.
Mis amigos me preguntan si es por un boludo
Y yo les digo que no,
Que es la soledad otra vez
Y ese cansancio de tener que arrastrarla afuera siempre sola.
Porque siempre en algún momento se va
Pero pocas veces, acompañada.
Yo no le echo la culpa al boludo.
Son esas ganas mías de sentir algo siempre,
Lo que sea.
Aunque a veces no quiera sentirlo.
Amor, tristeza, felicidad.
Nunca estoy quieta.
Fueron esas ganas mías de querer conversarlo todo
Y no quedarme con nada adentro.
De dar un abrazo sincero,
De decir un te quiero pero no te quiero conmigo
Pero quiero que estés bien.
Boludeses, boludos, palabras sin importancia
Un grado considerable de locura
Y gente rara que se cruza y descruza porque sí.
Debe haber mucha gente rara
Y sin embargo, no puedo encontrar a mi raro.

Igual, estoy bien.
Siempre escribir me descarga, 
Siempre decir, decirse
Y ser sincero con el resto y con uno.
Ya aprendí que hay gente a la que no le importa escuchar.
Son sordos y bueno,
Yo soy una ciega así que 
No me puedo quejar
Pero si,
Acordarme siempre,
De que mañana es mejor.

Buenas noches, 
Ba bay









Me despierto primero con un pensamiento que en seguida contagia una sensación y luego una leve sonrisa. Después, la cara torpe y hermosa de Arena buscándome a través de la ventana de mi habitación que da al patio. Me levanto, pongo música. Me siento bien. Son días calmos, tardes alegres, noches elegantes. Son los días que siempre querré llevar conmigo.

Tengo todo lo que necesito pero cada vez que salgo de la cama, siento la adorable ansiedad de ir por más

En Londres


Estoy viviendo
En una Londres de mierda
Ni Jack el destripador quiere venir a asesinarme esta noche
Ni Maiden se presenta para hacer una función.
Pero la niebla está ahí:
En mi nariz
En mis calles
Se filtra por las ventanas y debajo de la puerta
Creo que quiere buscarme hasta en los pies de la cama
Quiere encontrarme hasta hacerme enloquecer
No sé.
Ni una cosa ni la otra.
Ni boda ni funeral.
No estoy escuchando ni a los Beatles ni a los Stones
Y la niebla, la maldita niebla queriendo eclipsarme a cada momento
Dándome pelea constante
Pero hoy estoy con tantos agujeros en los pulmones
Que así como me penetre
Se puede salir.

Estoy vagando en las calles y por casas ajenas
No voy a quedarme en donde pueda atraparme
Si no sabe bien dónde encontrarme
Pues nunca lo hará
Si es tan espesa, tan sorda,
Tan fría como agua de deshielo
Y constante como mi voz
Si en realidad no sabe como buscarme
Y no quiere aprender a buscarme
Entonces nunca lo hará.
Se quedará con la imagen distorsionada
Brillando tenuemente
Aparentando estar bien
Y sabiendo mucho mejor
Con el perfume condensado en el aire
Con los ojos observando calmos
Las sonrisas sin sentido
La dulzura libre
La música de los no oídos
Y la imagen, la increíble imagen
De la figura preciosa detrás de la niebla
Que nunca tocó
Y que siempre se llevo a su cabeza para soñar.

Yo estoy en Londres de vacaciones
Mi viejo hogar está mucho más allá
Unos cuantos kilómetros hacia atrás.
A mí, estos ingleses de mierda
Y sus putas costumbres,
Que me dejen de joder.

Si, me estoy escondiendo


Cuando quise correr a otros besos, algo de me detuvo
Y no entiendo…

En mi vida anterior cometí muchos errores,
Los lloré a todos
Los adolecí a todos.
En mi vida pasada se jugaban la vida y la muerte
Todo el tiempo:
Amar o morir.
En mi vida pasada los errores lastimaban al mejor hombre.
Basta!
Dije, hace mucho.

En mi vida, hoy, no hay hombres
No hay amor
No hay nadie que resguarde mis sentimientos.
Adueño mi libertad y nunca tuve problemas en correr sobre otros besos
Acariciar otro cuerpo
Abrir o cerrar las puertas de mi casa,
Echar a alguien porque sí.
Si no hay amor, no hay hombre,
Y nadie resguarda mis sentimientos
Porque no puedo, dueña de mi libertad, salir corriendo?
Sea donde sea
Haya  o no, alguien esperando.

Si mis alas están quebradas
Si el tiempo fue mucho
Si se me está pudriendo la boca
Y esas ganas de amar de otras formas
Sexo, sexo, sexo,
Silencio
Placer..
¿Por qué no puedo…?

De tener miedo a cometer los mismos errores
Donde en realidad, no puedo hacerlo.

Voy a jugar
A liberar mi cuerpo
A bailar entre sabanas
A convertirme en una serpiente
Que se alimenta enroscando un cuello,

Mi piel de escamas se desliza sintiendo
El estremecer
El placer
Del otro
Y es suave
Y comienzo a asfixiar
En el momento en que culmina mi sed
Me empiezo a acabar
Y llegan todos los vestigios
De las ropas cayendo
Y ahí es cuando esto
Se salió de contexto
Pero quiero seguir…        
Aunque no haya contexto

Sueño que soñaba como en un sueño... Y estoy despierto

Cruzando el barrio por los techos ajenos, persiguiendo a un criminal.
La vida sin sueño no es vida si no soñamos para despertar siempre a ella y discriminar entre realidad y fantasía. 
Te vi desistiendo por ultima vez cerrando todos los caminos
Y todos mis espacios de relieve.
Cubriendo...
Una vez más, como hacia mucho tiempo, nos pusimos de acuerdo:
Un silencio complice, una piel que nunca acaba acaba por acabar la historia.
Las mentes se fortalecen, es la era del iluminismo y la razón del hombre.
En un paso agigantado reencontramos el camino
En microsegundos desdibujamos todos los libros
Las poesías serán obras para alguien más
Mediocres amantes banales, ilusos que buscan palabras hechas o almas perdidas que solo viven a través de otros corazones.
Los sonidos y secretos intimos al oído,
Las promesas que dieron que pensar...
Una vez más y para siempre
O una última vez y nunca más.

Quien les dirá que nada es para siempre,
Sólo los recuerdos fuertes

¿Amanecerá?


(El subconsciente es más consciente de lo que se cree). 


No quiero pensarlo, no pienso. Ideas, imágenes, se vienen a mi cabeza y las esfumo como humo a manotazos:

Oigo a mi alma susurrar entre las hojas y limones, de noche.
Todavía está oscuro, si.
Oigo sin entender pero imagino que quiere.
En la penumbra hay calma, la bestia duerme
Oigo el murmullo de mi alma y temo que alguien más la escuche.
Hubo algo por los rincones
Cada vez por más rincones.
Moviéndose por ahí,
Jugando con mi alma
A escondidas de ella
Quien pocas veces
Quiere salir a ver,
Quien siempre se esconde,
Quien ahora, susurra.
Intrigada, curiosa quizás.
Hizo silencio, de esos que guardan cosas
De esos que quieren apropiarse de los momentos
Y ponerlos bajo llaves.


Sombras sin forma ancladas en la tierra porque si
Con miedo
Con risas tímidas
Parece que hasta se ríen de mi
Jugando a las escondidas.


Yo intuyo lo que mi alma quiere decir
Tiene ganas de romper los vidrios de esa ventana
Desalojar su cueva, su mediocre fortaleza.
Tiene ganas de gritar

Incluso hasta de llorar, creo,
Pero bien
Y salir a jugar con las sombras por el jardín.
Yo intuyo que mi alma ya no se siente sola
Aun sola
Porque hay algo correteando ahí afuera.
Yo intuyo que mi alma quiere volver a sentir
Quiere que yo la libere
Pero hicimos un trato hace tiempo


No voy a desamarrar sus cuerdas
No voy a dejar que se vaya otra vez
Ella sabe el precio de su libertad
Y ella no es quien debe pagar.


Aún es de noche,
Voy tanteando en la oscuridad
Y las sombras, de a poco, van tomando forma
Y son suaves, ahora,
Son suaves y están llenas de calor.


Las sombras con piel,
Los deseos que hablan fuerte
Y siempre piden otra vez.

Plegaria



Corre un mar de gente muda dentro de mi
Caminan en silenció, todos juntos en van.
Los perversos se van quedando atrás,  sin aire…
Los olvidadizos dejaron pasar otro tren.

¿No tienen voz o no quieren hablar..?
No se bien que me está pasando
Tal vez yo ahogue su grito
Tal vez apague su llanto
Y moje sus heridas
Con  la misma botella
Que corte mis brazos
Quizás ya me cansé de todo.



Algodón y azúcar

Él parece de algodón y azúcar, Pero en el centro es una roca despiadada. Él puede llenarte de amor, Pero sus huecos insaciables No te p...