Ir al contenido principal

Entradas

Dijo Mateo:

A LA CASA DE JUANSE!
Y Mateo se va, Y mamá se va Y papá se va Y el auto se va Y la casa se va...
Entradas recientes
Quiero hundir hasta en fondo mis narices en el agua! Soplar de ellas y de mi boca burbujas, sonreír.
Que me toquen el rostro, que me acaricien, porque las caricias están en peligro de extinción.
Quiero inventar otro mundo.
Quiero de lo mejor para ellos, siempre.
A mis veinte era super oscura, ahora los oscuros son ellos. Antes me sentía insignificante para el mundo y dolida. Ahora cada tanto me asomo por la ventana y me vuelvo a desasomar. No sé si no hice mal en esconderme tanto tiempo, no lo sé...
A veces añoro cosas que nunca ocurrieron, como si estuviera viajando en el Delorean. Esos son mis recuerdos más felices: la brisa, el sol y la risa de Mateo.
 Que bueno sería que nos definieran nuestros sueños.
Y entonces reflexioné sobre aquello: el pintor o aquel que pinta, puede decorar una pared con su obra. El fotógrafo también. Lo mismo ocurre con con los ceramistas, ebanistas, etcétera. Los músicos producen sinfonías, canciones que podemos escuchar una y otra vez o ni bien entramos a algún lugar... Los escritores, o aquellos que escriben, tienen la facultad de obrar y esconder sus obras: entre las tapas de los libros, cuadernos, o incluso en páginas web desconocidas para casi todo el mundo. A ellos se los tiene que salir a cazar.

Y que mañana sea mejor

"Recuerdo los llamados de mi abuelo, siempre preguntando por el chiquito
Y algún día el teléfono será solo un recuerdo."


Tomarte fuerte entre mis brazos, quererte.
Acobijarte en mi locura, engendrar un poco de la tuya juntos.
Curar cada una de tus lunas o al menos, soñar que puedo hacerlo.
Solo te deseo cosas buenas,
Aunque parezcamos dos barcos amarrados
Uno junto a otro,
Que se chocan con la marea.

Que los años venideros te traigan calma
Y que la calma te dibuje notas en el aire.
Que puedas atraparlas en forma de música
Y seas feliz.
Y que mañana, sea mejor.




Sin título

¿No nos queda solo, desaparecer... ? Si evidentemente, parte de nosotros ya desapareció.
 Ya no somos uno mismo, menos que eso.

Es como que vamos borrándonos mientras que los que se escriben de cursiva y New Roman sólo escriben pelotudeces.
 La gente me gusta cada vez menos y cada vez menos, me gusta la gente.
Aguantar, respirar, llorar muy poquito, callar y olvidar. Un poco de esto todos los días y te recibís de persona.  Dónde quedaron los años de poesía?
A dónde se fueorn esas luchas en las que había velas, silencio y una tristeza tan fuerte que helaba todo a su alrededor?
MuchasPreguntas. de cosas disferentes pero siempre de todos nosotros. ¿la humanidad es otra o solo cambia el tamaño de la rueda en que gira?
mE GUSTARÍA MAS QUE nada llegar a ver que nos vamos construyendo luego de todo.

Azabache

¿Cómo puedo escribir con tanta oscuridad? Si en el mundo entero se apago la luz, si todos nos volvimos tan oscuros que solo andamos por ahí chocando unos contra otros. Solo quiero vomitar penumbra en el arduo vacío de sus cabeza y algunas veces, incluso, descerebrarme como varios de ellos. Porque el odio no tiene límites y contamina. Porque la naturalidad de los hechos y las costumbres que nos representan asusta y cada vez menos: son cada vez mas naturales. Porque a veces siento que ya no siento nada, producto de vivir en una trivialidad constante donde nada hace a la diferencia porque siempre se busca callar otras voces con la de uno mismo y todo es (o se vuelve) anodino. 


La soledad es el abrazo acorazado de uno mismo tratando de repeler a la muerte, a la locura o al otro. Y el otro es el enemigo, definición hoy en cualquier buscador.

Si matamos al otro y el otro nos mata a nosotros no queda nada que defender. Si intentamos matarnos solos, nadie va a defendernos.
"Miles de hojas cayeron al vacío, y en ellas había grabadas cosas hermosas. Miles de hojas seguirán cayendo, hasta que los arboles nos empiecen a tirar con piedras y nos obliguen a mirar hacia arriba o a hacernos a un lado"

Teletransportación

¿Alguna vez te teletransportaste? 
—No.
—Pero ni siquiera al pasado?.
—Por supuesto que no, es imposible tele transportarse! Me preguntas como si lo hubieses hecho...
—Bueno es que de hecho, lo hice.
—Fantasmadas.
—Fantasmadas no, fantasías.
—¿Y qué es una fantasía?
—Es el momento de plenitud del hombre realizado, el éxtasis puro, el bien o el mal en su mayor expresión. Algo que se respira con todos los sentidos y se transpira, también.
—Ah! ¿Como cuándo te tocas pensando en una chica?
—Exácto! Algo que viene con fuerza pero no solo es sexual... También podés fantasear con que estas haciendo correr tus dedos por un piano de cola y sentirte Beethoven.
—Eso también me suena a sexual, lo de correr con los dedos... La música en si tiene mucha sexualidad.
—Para vos TODO es sexual.
—Bueno, para bajar de tono, que pasa con los sueños?
—¿Los sueños? Bueno, son otra cosa, algo más etéreo pero tangible... Es difícil de explicar. Al sueño hay que trabajarlo para no perderlo y con ellos, uno siente la necesid…
Es tan difícil abstraerse, con los años, y llorar letras, empapar con palabras y mojar los rostros de las hojas con textos maravillosos, oscuros, reales o fantásticos.

Cuando los sueños se transforman en ordenes que salen de la boca a gritos, cuando el calor que nos invade ya no se transmite en sexo sino que es una impura calentura, una mera malformación extrema de ira.

Cuando ya no nos sentamos a hablar con uno mismo, a divagar en soledad por nuestros dos mundos. A embarrarnos en los jardines de la locura y gozar con las llamas de la oscuridad.

Cuando el silencio se convierte en una mano pesada que ahoga con todas sus fuerzas un "te amo" o un "perdón".

 ¿Cómo volvemos a acariciar suavemente a nuestra humanidad para que no nos devore en cualquier descuido?




28/10/2012  Escribía
"De alguna forma lo que deseo no tarda en llegar. Últimamente los pasos y las agujas se aceleran a embestirme
Aunque no desearía algo nuevo si algo viejo no se va Si deseo es porque pierdo, si pierdo es porque merezco algo más..."

Tu nombre es Mateo, llegas al mundo recién en Marzo. Por ahora te tenemos acá, en mi panza, y en nuestra música y en nuestros corazones para siempre.

Te amamos desde el primer día,

Y cada vez que vamos a verte es otro día que nos alegras.



A Leonardo

Hasta que punto somos conciliables? Con el otro, con uno mismo, hasta que punto la normalidad nos acompaña durante la tristeza y los conflictos de vivir bajo el mismo techo?
Tantas veces respiramos partículas desalojadas del ruido, evadimos el presente en un suspiro prolongado de calma, invadimos al caos con una sonrisa sea cual sea su ferocidad, nos normalizamos con eso? ..............................................................................................


No quiero escribir sobre el caos.
No quiero que parezca que somos solo guerrilleros
Cuando solíamos ser tanto mas que eso.
Había amor entre nosotros y alrededor nuestro,
Los demás podían verlo, nosotros sentirlo.
Estábamos orgullosos, todo era mas fácil.
Pero ahora nuestros tiempos ya no son como antes
Y ya no quiero escribir de nada.
Estaría, quizás, difamando nuestra memoria.

Solo me gustaría que sepas que a pesar de que en cada tormenta
Parezca querer remontar las olas yo sola
Siempre necesito tu abrazo y el de nadie má…
Imaginarnos eternos… Abrazandote y soñando miles de sonidos Entre tu boca, mi boca, y algunas risas de fondo. Miles de promesas En alguna cama con ventana hacia el sol Tras las ruinas de algún mundo quizás O frente a sierras y lagos verdes. Que el paisaje nos devore. Y que el tiempo transcurra todo para nosotros.
Soñar que besas mi frente y sonrío Que me adornas con tus brazos alrededor de mi cintura Que soy una mujer calma y feliz Una y otra y otra y otra vez Hasta que el universo deje de expandirse Para mí

Obrando

De alguna forma lo que deseo no tarda en llegar. Últimamente los pasos y las agujas se aceleran a embestirme Aunque no desearía algo nuevo si algo viejo no se va Si deseo es porque pierdo, si pierdo es porque merezco algo más.
Tengo amnesia en algunos trastes del camino Tengo vacíos tan lejos que no los puedo encontrar. A veces miedos que contagian ansiedad Y eso esta bueno. A veces certezas de que no voy a llorar más, Pero esas certezas de incertezas, no se pueden separar.
A veces no tenemos idea de que será de nosotros El  error está en no saber qué hacer nosotros Lo que será, será igual. No le maniobramos casualidades al universo Para acordarlas en nuestros deseos Y  muchas causalidades, al fin y al cabo, Pierden el sentido de su concepto.
Una poesía sin rimas, Una historia sin nudo. Un final feliz o un desenlace sin final Las siluetas difusas son parte de mi condición De planear alrededor de todo Y no detenerme en casi nada.

Solo sé que nunca perdí las ganas de sentir
¿Viste cuando te arrancan un pedazo de tu cabeza en lugar de robar uno de tu corazón?  Por supuesto que al segundo no lo pude tocar cualquiera pero el primero es como el nene que quiere meter los dedos en el enchufe: los padres no lo dejan pero el insiste insiste hasta que le da una terrible patada y no jode más.

Maldigo a los niños y su curiosidad, maldigo la generosidad de ser grande. 
Con un pedazo de cabeza menos uno no suele pensar muy bien...

No les miento, no sentía amor. 
Ternura, cariño,
Pelotudeo constante
Pero amor no, eso es otra cosa.
Lo único que quise fue que me devolvieran un poco de todo lo que había dejado 
Así, como un borracho gastando dinero en un bar.
Solo conseguí vergüenza y mucho alcohol. 
Vergüenza de mi misma, si.
De golpe descubrí que era una muy buena mujer y que estaba sensible y sola, como desde hace tiempo, pero sensible como hace mucho.
Terriblemente sola y con ganas de que alguien nuevo me quiera.
Alguien a quien yo pueda querer.

Creí que había un personaje al que …
Me despierto primero con un pensamiento que en seguida contagia una sensación y luego una leve sonrisa. Después, la cara torpe y hermosa de Arena buscándome a través de la ventana de mi habitación que da al patio. Me levanto, pongo música. Me siento bien. Son días calmos, tardes alegres, noches elegantes. Son los días que siempre querré llevar conmigo.

Tengo todo lo que necesito pero cada vez que salgo de la cama, siento la adorable ansiedad de ir por más

En Londres

Estoy viviendo En una Londres de mierda Ni Jack el destripador quiere venir a asesinarme esta noche Ni Maiden se presenta para hacer una función. Pero la niebla está ahí: En mi nariz En mis calles Se filtra por las ventanas y debajo de la puerta Creo que quiere buscarme hasta en los pies de la cama Quiere encontrarme hasta hacerme enloquecer No sé. Ni una cosa ni la otra. Ni boda ni funeral. No estoy escuchando ni a los Beatles ni a los Stones Y la niebla, la maldita niebla queriendo eclipsarme a cada momento Dándome pelea constante Pero hoy estoy con tantos agujeros en los pulmones Que así como me penetre Se puede salir.
Estoy vagando en las calles y por casas ajenas No voy a quedarme en donde pueda atraparme Si no sabe bien dónde encontrarme Pues nunca lo hará Si es tan espesa, tan sorda, Tan fría como agua de deshielo Y constante como mi voz Si en realidad no sabe como buscarme Y no quiere aprender a buscarme Entonces nunca lo hará. Se quedará con la imagen distorsionada Brillando…

Si, me estoy escondiendo

Cuando quise correr a otros besos, algo de me detuvo Y no entiendo…
En mi vida anterior cometí muchos errores, Los lloré a todos Los adolecí a todos. En mi vida pasada se jugaban la vida y la muerte Todo el tiempo: Amar o morir. En mi vida pasada los errores lastimaban al mejor hombre. Basta! Dije, hace mucho.
En mi vida, hoy, no hay hombres No hay amor No hay nadie que resguarde mis sentimientos. Adueño mi libertad y nunca tuve problemas en correr sobre otros besos Acariciar otro cuerpo Abrir o cerrar las puertas de mi casa, Echar a alguien porque sí. Si no hay amor, no hay hombre, Y nadie resguarda mis sentimientos Porque no puedo, dueña de mi libertad, salir corriendo? Sea donde sea Haya  o no, alguien esperando.
Si mis alas están quebradas Si el tiempo fue mucho Si se me está pudriendo la boca Y esas ganas de amar de otras formas Sexo, sexo, sexo, Silencio Placer.. ¿Por qué no puedo…?
De tener miedo a cometer los mismos errores Donde en realidad, no puedo hacerlo.
Voy a jugar A …

Sueño que soñaba como en un sueño... Y estoy despierto

Cruzando el barrio por los techos ajenos, persiguiendo a un criminal.
La vida sin sueño no es vida si no soñamos para despertar siempre a ella y discriminar entre realidad y fantasía. 
Te vi desistiendo por ultima vez cerrando todos los caminos
Y todos mis espacios de relieve.
Cubriendo...
Una vez más, como hacia mucho tiempo, nos pusimos de acuerdo:
Un silencio complice, una piel que nunca acaba acaba por acabar la historia.
Las mentes se fortalecen, es la era del iluminismo y la razón del hombre.
En un paso agigantado reencontramos el camino
En microsegundos desdibujamos todos los libros
Las poesías serán obras para alguien más
Mediocres amantes banales, ilusos que buscan palabras hechas o almas perdidas que solo viven a través de otros corazones.
Los sonidos y secretos intimos al oído,
Las promesas que dieron que pensar...
Una vez más y para siempre
O una última vez y nunca más.

Quien les dirá que nada es para siempre,
Sólo los recuerdos fuertes

¿Amanecerá?

(El subconsciente es más consciente de lo que se cree). 


No quiero pensarlo, no pienso. Ideas, imágenes, se vienen a mi cabeza y las esfumo como humo a manotazos:

Oigo a mi alma susurrar entre las hojas y limones, de noche.
Todavía está oscuro, si.
Oigo sin entender pero imagino que quiere.
En la penumbra hay calma, la bestia duerme
Oigo el murmullo de mi alma y temo que alguien más la escuche.
Hubo algo por los rincones
Cada vez por más rincones.
Moviéndose por ahí,
Jugando con mi alma
A escondidas de ella
Quien pocas veces
Quiere salir a ver,
Quien siempre se esconde,
Quien ahora, susurra.
Intrigada, curiosa quizás.
Hizo silencio, de esos que guardan cosas
De esos que quieren apropiarse de los momentos
Y ponerlos bajo llaves.


Sombras sin forma ancladas en la tierra porque si
Con miedo
Con risas tímidas
Parece que hasta se ríen de mi
Jugando a las escondidas.


Yo intuyo lo que mi alma quiere decir
Tiene ganas de romper los vidrios de esa ventana
Desalojar su cueva, su mediocre fortalez…

Plegaria

Corre un mar de gente muda dentro de mi Caminan en silenció, todos juntos en van. Los perversos se van quedando atrás,  sin aire… Los olvidadizos dejaron pasar otro tren.
¿No tienen voz o no quieren hablar..? No se bien que me está pasando Tal vez yo ahogue su grito Tal vez apague su llanto Y moje sus heridas Con  la misma botella Que corte mis brazos Quizás ya me cansé de todo.


A vos

Descanso mis ojos y puedo verte Como no quisiera, puedo verte. Veo mis piernas y encuentro algo tuyo en ellas Delgadas,  flojas. Pequeñas marcas me recuerdan lo que no desearía recordar Porque no es agradable volver a verte En tus últimas imágenes. Porque es tan triste que podría llorar. Yo, que te quise tanto. Yo que te amé tanto Y no podía verte. No así.
¿Qué pensarías de mi? Vos, que mi quisiste tanto, Vos que me amaste tanto. Yo que te prometí volver y no lo hice… Yo, que te falle Solo por no poder verte morir.
Si pudiera tenerte viva como antes, Riendo hasta de vos misma. Si el forro de arriba pudiera darnos más tiempo Tiempo como los de antes Cuando esa enfermedad aún no te había arrancado el alma…
Quisiera darte un niño para cargar, Quisiera que me veas feliz mujer, madre, feliz. Pero hasta eso está lejos Y no me alcanza la vida para lamentarlo.
Como dijo mi hermanito, ahora estas en el cielo y podes volar Ya no te moves entre brazos y ruedas a donde vayas. Quizás volviste a …

Ser o no ser...

¿Ser o no ser? Ésa fue la cuestión. De chicos nos gustaba el arte, lo que en realidad para nosotros en ése momento, era poder dibujar y pintar en la casa de tu mejor amiga de la primaria con su cajita llena de fibrones, lápices, crayones y hasta acuarelas mientras ella se aburría porque quería jugar a las muñecas y nosotros le decíamos: vamos a jugar a que dibujamos. Algunos años después, tantas películas de fantasía nos llevaron a plasmar nuestra imaginación en pequeños relatos donde una chica moría y su espíritu vagaba por ellago de un bosque queriendo decirlea su padre que no llore por ella; o dos jóvenes se amaban en la escuela, se escribían cartas y se las dejaban al pie del árbol de la plaza del barrio donde habían tallado sus nombres y un gran corazón. Entonces un día tu mamá te dice “¿no querés que te lleve a un taller de escritura?”; todavía recuerdo cuando a los cinco años lloraba y le decía que nunca iba a aprender a escribir, que me era imposible. Ahí es donde creemos que …
El relámpago

Las carcajadas devoraban el aire enviciado y repleto de humo. La tenueidad las volvía tan macabras como el ambiente, mientras destilaban alcohol por cada rincón del bar. Los porrones de cerveza chocaban bastante entre si, celebrando las hazañas realizadas por unos jóvenes británicos.
Hablaban de como habían asesinado campesinos y se habían apropiado de sus mujeres solo para impartir miedo y generar respeto en sus tierras. Creían ser tan dominantes y se enorgullecían de la cantidad de esposas e hijas que habían violado, derrochando su dinero como agua en la barra.
Una de las gordas dueñas de la taberna celebraba con ellos desnudando sus pechos para que los "ganadores" puedieran observarlos mientras les llenaba las copas. No faltaba demasiado para que los elogiados subieran por sexo a los cuartos para culminar su jornada bien satisfechos. No importaba si tenían mujeres esperandolos en sus casas o niños sufriendo pesadillas de madrugada.
De pronto, el crujir de…

Una loca venganza

Walter se había comprado zapatillas nuevas en colores beige, chocolate y con unas franjas celestes. Busco en el ropero aquella remera blanca con escote en v que le ajustaba los hombros, la puso sobre la cama junto a su jean preferido y fue a darse una ducha. Al salir del baño se puso desodorante, se vistió y bajo a comer con su familia. Una sonrisa autentica se dibujaba en su rostro: esa noche se encontraría con Julieta, su amor de la secundaria.
Habían estado de novios tres años, las circunstancias de la adolescencia los separaron pero luego de varios meses sin verse, ambos, sentían lo mismo que cuando decidieron estar juntos: un amor inmenso.
A las once de la noche recibe un mensaje de texto que decía "ya comí, me venís a buscar?". Se termino rápido lo poco que quedaba en su vaso y corrió a abrir la puerta de su casa. Salió a la calle y comenzó a caminar, cada paso que daba era un recuerdo vivo que se cruzaba por su cabeza, como si el tiempo no hubiese pasado, como si nunca …
Subir al delorean, revivir los años de amor una vez más pero desde otro lugar. Disfrutar lo real de la vida sin sueño, sin cuentos, solo lo que tenemos y no tenemos.
Siempre te voy a querer, por mas grandes e iguales que estemos.

Siempre voy a querer volverte a ver unos días después
Ningún viento desdibuja tu recuerdo
Por más fuerte que sople,
Jamás soñaré mas que a tu lado
Luego de tantas noches juntos.
Hay algo inmenso que expande mis pulmones e ilumina mis ojos
Cuando te paseas por mi cabeza,
Y nace la sonrisa de saber que fuiste real
Y siempre bien te voy a recordar.

Hoy estoy increíblemente bien,
Quería decirte:
Soñadora,
Solitaria
Y a la vez
Rodeada de amigos.

Si me vieras,
Proyectando sobre la vida
Con una mente arrojada de cuentos
En mi biblioteca solo guardo
El libro que lleva tu nombre
Nadie puede decir
Que no volvamos a leerlo.
Aunque ya no espero más de lo que merezco
No busco lo que no puedo encontrar.
Coloreo cada día con crayones vivos
Y no añoro los años que son de alguien más.

Aprendí a vivir sin tu angustia
Sin creer que todo estaba perdido
Y salí a ganar por las mías
Sin tener que reemplazarte con arena
Que termina por escaparse de estos dedos míos.

Hoy quiero darte un mate
Y devolverte alguno de los tantos cigarrillos que me convidaste
Lo que el camino nos depar…

Soltaré

Dejaré salir a la bestia y que ella se monte a todo éste jodido mundo que durante un lapso de tiempo extenuante, la mantuvo oculta . Años comiéndose dolor y llanto, tras el umbral de mis ojos , viva y enfurecida, llena de odio.
No mira hacia atrás, solo despedaza sombras que nada pueden hacer para ahogar se sed.
La bestia no siente dolor, no tiene melancolía, no busca pasión y mastica corazones con sus fauces ensangrentadas y respira sueños aniquilados con excesiva fuerza.
No voy a ponerle ningún bozal, ningún collar arriesgará su fiebre. Ya destrozó las puertas, arranco los últimos pedazos de estacas de su cuerpo, aquellos con los que se creyó que moriría pero la bestia vive más que nunca y ha abandonado las tinieblas para erradicar todo lo que ponga en peligro su frágil existencía.

Ocurrencia

De a poco me desvanezco, estoy dejando de existir en el mundo donde mis palabras tenían fuerza y eran leídas. Ya no hay historias de niños de diez años, de ángeles y espartanos, de paraguas y locas bellas. Ya no hay cuento que cuente con ganas de contar, con ganas de contagiar, de despertar, de crear.
La soledad me ha tomado de rehén, la música, su irremplazable colega me tomó como prisionera sin dejarme un respiro siquiera para desahogar media lagrima: me han vaciado de melancolía con movimientos de cadera y cuerdas vibrando. Los amigos, expectantes todo el tiempo y encargados también de que no vuelva a sentirme triste.
Extraño... por primera vez sigo una línea constante sobre la que no dejo de disfrutar el paisaje: rio, canto, bailo, me impregno de los más arduos aromas de los buenos momentos, comienzo a descubrirme nuevamente a partir de mi y no de alguien más, existo, sexisto, acompaño, llevo, traigo, convido y demás pero... No me siento muy yo sin mí pero si mi se alejo dejando a …

Bailemos Rock

En la noche, al silencio del sueño
Oigo una guitarra que me llama
Como si tuviera voz propia
Sacude mi alma
Quiere arrancarla de mi cuerpo
Y me hacerme bailar.

Si te sigo no hay llanto
Si me esclavizo a vos solo huelo libertad
Si me secuestras nadie podra amarrarme
Y si en vez de morirme te elijo
Es porque abandono mi egoismo
Y me sexisto para todos los demás.

El violero sin rostro me arranco la soledad
De un salto y a sus pies me encuentro ya
Bailemos rock esta noche para olvidar las penas
Y si el mundo parece haber terminado
Mejor bailemos y que vuelva a girar.

Bailemos que el dolor es en vano
Yo prometi esperar y eso voy a hacer
Bailemos y sigamos esperando
A quien nos cubra luego con sus brazos
Y no se vaya antes del amanecer.

Si hay un amor infinito
Solo el tiempo lo descubrirá
Mientras tanto bailemos y sigamos esperando
A quien luego no se vaya con el primer amanecer.

El violero sin rostro me arranco la soledad
De un salto y a sus pies me encuentro ya
Bailemos rock esta noche…

En lo de Mildred Jhones

En lo de Mildred Jones

Serpientes de pluma de todos los colores
Se paseaban por el lugar.
Engreidas, altivas,
Enrroscadas en redondos cuellos
Que bailaban al compás.
Las señoras espeluznantes
Con sus vestidos de raso y chifón
Con sus encajes negros
Ahorcando las cinturas
Brotando carcajadas de sangre
Detras de los labios entre rojo y bordó.

Ellas bailaban,
Reian,
Fumaban,
Detrás de negros antifaces,
Cubriendo sus manos con guantes.
Las medias de red
Les estrujaban las piernas
Y los zapatos,
A punto de explotar,
Gritaban en la fiesta.

Pero las señoras impactantes
Se reian
Y solo con ellas y no de ellas
Reian sus invitados.
Prestigiosos hombres de la aristocracia
Se veian tan sobrios
Y en lo obvio
Tan farsantes.

Bailaron y rieron
La servidumbre les mantuvo llenas las copas
Bebieron y fumaron
Abastecidos por la plebe todo el tiempo

Y es que en lo de Mildred Jones
Todas las fiestas eran de adular
Las señoras se pavoneaban
Y los hombres
No dejaban de halagar
Los ricos se divertían
Y los…
Nunca debi intentar borrarnos, nunca debi apartar los vestigios de nuestro amor.
Lo real es intangible, lo verdadero son las promesas que van a cumplirse.
Hoy no es nuestro tiempo,
Hoy es gris
Mañana volveremos a ser los de antes.
El color mojará nuestros días,
Tendremos lo que siempre tuvimos que tener.
Y todo volverá a ser como siempre debió,
Unicos, eternos, especiales,
Nosotros y nuestra historia sin fin.

Yo voy a esperarte, voy a hacer que el tiempo perdido termine valiendo la pena.
Yo voy a amarte, como siempre lo dije,
Para siempre.

Solo espero que no te desvanezcas, que solo mires atras para querer seguir adelante.

Se que desnuda de Dios y a orillas del mar, todo será como debe ser

El tiempo no sirve

Risas, llantos de madrugada
Esos sonidos que se escapan antes de llegar.
Noches de insomnio, mañanas alegres,
Pañales rebeldes que no tendré que aprender a domar.

Porque no estas, ya no estas aqui.
Ya no descansas en mi vientre, realmente,
Ya no estas en mi.

Hay historias, fabulas por contar
Y esos viejos consejos que mama me tendría que dar.
Una pieza chiquita por pintar
Llenar de colores tu mundo,
Mi vida,
Cantarte para que puedas descansar.

Pero no,
Pero no.
El tiempo se estingue y los recuerdos que no existen
Al olvido no se entregarán.

Lo lamento hijo, te traté tan mal.
Y a la hora de pedirte perdón,
No tengo donde rezar.
Si pudieras escuchar ésta canción,
Si pudiera volver el tiempo atras,
Si pudiera cuidarte como debí hacerlo
La tempestad en mi vida
No me ahogaria más.

Pero no,
Pero no.
El tiempo se estingue y los recuerdos que no existen
Al olvido no se entregarán.

El tiempo se estingue,

El tiempo no sirve

Y vos no vas a regresar.

Segunda lectura

A veces los malos momentos nos permiten desmantelar realmente a una persona
La vemos entera, pura, en bruto.
Tal cual es,
Sin encantamientos ni disfraces...
Pero otras veces, las personas se nos presentan
Se nos imponen
Se nos revelan
Y nos invaden
Como también, realmente son,
En el casi inmediato momento después del mal momento,
Cuando intentan remediarlo.
Al despejar su bronca, su dolor a un segundo plano,
Nos muestran lo capaces que son por nosotros,
Lo humanos,
Lo sensibles,
Lo reales que son.

No son buenas las primeras impresiones
Ni las que se obtienen en momentos limites:
No siempre.

Una segunda mirada, una segunda lectura, otra oportunidad
Apreciar desde otra perspectiva lo que nos estan mostrando
Y como cambia, como se transforma, su contenido...
A veces hay que amar sobre todo
Sin abrir tanto los ojos.

La personaa la que le cuesta pedir perdón y lo hace
Tiene mayor peso que la que lo pide por costumbre.
En el momento de hacerlo.
La persona que puede amar a pesar de todo…

La palabra que no existe

Oigo una palabra que no existe.
Sale de unos labios
Que sueltan la voz mas dulce de este mundo,
Pero ellos tampoco existen.
Oigo una palabra,
Alguien que me llama desde otra habitación
Mientras estoy lavando los platos
O preparando la comida,
Solo para mi
Y juro,
Por cada día que se desnuda
Para convertirse en noche
Bajo la oscuridad,
Que, en soledad,
Mi imaginación es tan fuerte
Que parece querer asesinarme.

Yo no puedo escuchar
Porque mi sentido de la audición
Lo perdí junto a los otros
Y los pedazos de mi alma.
Todos abandonaron mi cuerpo
Y su ausencia se percibe
Tan intensamente
En presencia de nadie más
Que los restos de mi.

Yo no puedo escuchar,
No puedo ver,
No puedo acariciar,
No puedo oler el perfume de los cabellos
Ni degustar las lagrimas
De quien porta la voz mas dulce del mundo.

Imagino esa palabra que no existe,
Imagino su voz,
Sus ojos,
Sus pasos,
Sus risas,
Sus llantos,
Su aroma,
Su pelo,
Sus ropas,
Sus sueños,
Sus juguetes...
Imagino,
Lo imagino,
Porque no existe
Y sin embargo,
Lo amo tanto.

Lo imagino,
Imagino,
Q…

Ella y su beso del diablo

Si te descuidas ella te enamora
Si no le prestas atención, tú te la perderás
Si la cuestionas ella no va a reprocharte,
Solo te verá desde el otro lado de la puerta
Pero si la admiras, ella te enloquecerá

Nunca se sabe bien que podrá ser con ella
Aunque todos sabemos a donde quiere acabar
Se pierde en el camino y toma otros rumbos
Siempre esperando llegar,
Llegar al mismo lugar.

Si nunca ha mojado tus perversiones
Es porque nunca la viste de espaldas
Y si has estado entre sus garras
Sabrás de que hablo cuando pienso que es la mejor

Ella es dueña de un puñado de sueños rotos
Cree que son su mejor canción.
No intentes arrebatarselos nunca
Porque por más que esten rotos
No dudará en arrancarte los ojos
Si es que quieres robarselos.

Vive amarrando esos pedazos de vidrio en sus manos
Con cuerdas gastadas de esperanza
Pero cuando se libera de sus amarres
Suele caminar muy bien
Y si ha escojido un objetivo
Lo acaricia aún mejor

Y es que a esta chica de ojos tristes
Y corazón blando
Maldigo …

Tostadas

Despierto. Ahora puedo oler tus tostadas, filtrándose bajo las cobijas de mi cama, dejando una huella de su perfume a cada centímetro de camino que recorre mi rostro en el aire mientras me desperezo. Ahora pienso en tus tostadas, esas que me daban la bienvenida en la cocina cada mañana al salir de mi perturbada habitación, que se ha vuelto menos perturbadora que el resto de la casa a raíz de tu ausencia. Siempre fuiste tan especial, luciéndote con esos pedacitos de madre, uno tras otro durante lo que duraba cada día. Nos hacías la cama al viejo, a mi hermana y a mi, siempre. Nos lavabas la ropa con jabón blanco y una tabla, a pesar de que hacía rato que se habían inventado aparatos para hacerlo por vos. Cada comida que nos preparabas era hecha enteramente por tus manos y aún así, tenías tiempo para tejernos ropa en invierno y llevarnos a pasear en verano. Nunca pedías nada a cambio, todo lo que ganabas nos lo dabas a nosotros hasta que te cansaste de recibir la quimioterapia y te fuis…

Malena no juega

Como todas las mañanas, mamá me ayuda a calzarme la mochila y abrocharme el guardapolvo luego de tomar el desayuno. Salimos de casa, me sube a su bicicleta y me lleva al colegio por las calles de tierra que se tejen entre las cuadras del barrio. Oímos alguna que otra bocina de coches de los vecinos y respondemos con un amable gesto de la mano y una sonrisa. Luego de hacer unas diez cuadras, mamá me baja de la bici, me da un beso en la mejilla y me voy corriendo a ver a mis amigos que me esperan en la entrada de la escuela para cambiar figuritas antes de entrar a clases.
Nosotros, los varones, en general estamos todos juntos en las escaleras del edificio, mientras que las chicas se dispersan en dos o tres grupos mas pequeños. A las ocho en punto suena la campana y todos nos vamos adentro, ahí es cuando llega ella. Tan silenciosa como mi papá cuando está en casa descansando, sube las escaleras, cruza el hall, camina por el pasillo y entra al salón y se sienta en su banco de adelante, c…

Los que fuimos a morir te saludan

Alguna vez me encontré en la cima de uno de los reinados más extensos de este mundo, el de la gran cordillera que se pierde al sur y posee los cuatro climas. Eran otros tiempos. Clavé mi fal e incrusté mis balas en más de mil cuerpos defendiendo mi puesto y a mis hombres. Mi ego se bañaba en la sangre del enemigo, mi codicia se alimentaba de la fortuna de los otros hasta hacer de ellos pobres mendigos. Sentí la gloria al ver los rostros de quienes nos temían y admiraban a la vez. Tuve maestros que me enseñaron, más que a sobrevivir, a pelear por honor. De a poco formé parte una alianza de increíbles caballeros de distintas virtudes que me fueron fieles hasta el último momento, cuando sus gargantas ya no desterraron la desesperanza del último campo de batalla con su grito de guerra. Mi mayor sentimiento de gratitud por haber peleado codo a codo con ellos. Estuvimos tan cerca de ser los mejores, invencibles, inolvidables, dueños de lo que siempre fue nuestro; pero muchos cayeron en las …

El Paraguas

Nací de otoños lluviosos y de sueños que no querían perder a su dueño. Me agrada perderme por las tardes anaranjadas que parecen a punto de entrar en un descanso eterno y volar en dirección del viento. Veo parejas de ancianos tomados de la mano y me recuerdan a mi primer amor, aquel que parecía; nunca acabaría. Fue por culpa de su perro Beagle que comenzó a ladrar muy cerca de mí de repente sin darme tiempo a esconderme y ella, una tarde de Abril, me encontró. En realidad, cada tanto me dejo encontrar por algunas personas para acompañarlas y viajar con ellas por un rato, luego me desprendo de sus manos dejando que el viento me vuelva libre. Nunca me gusto tener un dueño que me arroje tras la puerta de su casa o en algún rincón sucio y frío donde la luz llega con suerte, pero ella era especial. Supe que me quería ni bien me vio por primera vez. Yo tenía un agujero en uno de mis lados pequeño pero importante, había desviado la intención de recogerme que tuvieron algunas señoras pero no…

La fiesta del disfraz

Serpientes de pluma de todos los colores se paseaban por el lugar. Engreídas, altivas, enroscadas en cuellos redondos cubiertos por un pliegue que se sacudía al vaivén de los agigantados pasos de baile. Las señoras espeluznantes con sus vestidos de raso y chiffon muy arriba de las rodillas, con sus encajes negros ahorcando las gruesas cinturas y brotando carcajadas de sangre por encima de los cuellos de plush. Las plumas que crecían como árboles filosos de sus cabezas… Ellas bailaban, reían, fumaban detrás de antifaces negros que sostenían con una mano y ambas, llevaban guantes. Las medias de red estrujaban sus piernas, los zapatos casi parecían explotar. Pero las señoras impactantes se reían y solo con ellas y no de ellas, reían también sus invitados: prestigiosos y elegantes hombres de la aristocracia que se veían tan sobrios, casi todos tan farsantes.
Bailaron y rieron, la servidumbre se encargo siempre de mantener llenas las copas de cristal Bebieron y fumaron, abasteciéndose a …
Ana salió corriendo al patio y cuando la mina entró, se fue sin querer volver nunca más. Se sintió una estúpida, una imbécil. Abrió su cartera y encontró que había gastado todo su dinero en la cerveza y los tequilas de anoche: aquél infeliz ni siquiera le había invitado un trago y ahora la había echado como un perro. “No vale nada ese tipo” pensó, “como fui tan estúpida para estar con él, encima que tiene novia…Pobre mina, debe tener unos cuernos enormes por un tipo que no vale la pena”



En una habitación de paredes color cereza, con más de 20 velas encendidas y los vidrios de las ventanas transpirando sexo, dos amantes se miraban a los ojos maravillados, jurándose amor eterno. Lo que a ella más la enamoraba de él es que al verlo creía estar poniendo su corazón frente a un espejo. El no dejaba de acariciar su cabello. Cada milímetro de su piel se encontraba ligado profundamente a cada hebra de su espesa cabellera al tacto, realizando un vuelo mágico, bordeando sus hombros con la espesur…

La Reina de todas las chichas

Brillante sol
Calcina sin piedad
Su amor por la belleza,
Esta vez les jugó mal.
A lo alto me acerco a sus caricias
Desnuda en un rincón
Pero con cuidado,
Se cuando decirle que no.

La Reina de todas las chichas
En mi boca quiere bailar.
Me desea, la deseo
Y no importa el precio a pagar.
Su jugo es tan suave,
Su fruta toda una tentación.
Quiero morderla desafiante
Embriagada en su esplendor
Pero es tan terca, tan elegante,
Que cuando esta a unos centímetros de mis labios,
Antes de tocarlos,
Se va sin decir adiós.

El caminante- Poesia

El rueda el cemento con sus pies
El embarra las ilusiones con su sed
Se origina para si mismo
Un infinito nebuloso
Que ni el sol puede esclarecer
Porque si de incierto se habla
Así, su camino es.

El busca algo perdido
Después de tanto andar
Algo perdido en el camino y,
Sin embargo,
No puede volver atrás.

Pinta fotografías en su mente
Recuerda historias de cajón
Lleva en su abrigo más de doscientos nombres
Y otros treinta y cuatro en el pantalón
Esconde su cabello emblanquecido
Bajo un gorro de gamuza azul
Pero no puede esconder sus años,
Que en el fondo de sus ojos
Oscilan el último adiós

Quizás ahora
Sus manos estén preparadas para trepar
Con tantas arrugas y asperezas
Los árboles no se le resbalarán más.
En lo alto de sus copas
Imagina una siesta
Sin reloj
No hay apuro para despertar.

¡Se viene la Muestra Ambulante 5!

Es una experiencia colectiva que reúne a las diferentes formas del arte. Músicos, actores, artistas plásticos, bailarines, grabadores y otros realizan actividades en las calles del barrio, en las veredas, los comercios, y en las casas de los vecinos.
La muestra transcurre en el barrio Meridiano V por ser el lugar donde hace muchos años el Grupo La Grieta decidió transitar y proponer sus actividades, donde desde el año 2004 construye de cara al barrio un centro cultural en el Galpón de Encomiendas y Equipajes.
La primera Muestra Ambulante fue en 1995. El objetivo era sacar el arte de las galerías y los museos, y llevarlo a la vida cotidiana. Los comercios del barrio fueron el primer espacio “no convencional” para lo artístico elegido para este desafío.
Diez años después se organizó nuevamente la Muestra, en un contexto de discursos y prácticas que cada vez más metían a la gente en “su” casa y en “su” vida, cerrando las puertas, poniendo rejas, tratando al otro como un “sospechoso”. La…