Ir al contenido principal

Autorretrato

Debo admitir que he modificado mi confesión a raíz de temer que el amor sea efímero. Todo lo que aquí narro es casi totalmente maleable al tiempo.
Mi nombre es irrelevante. Nací en la ciudad de La Plata (Buenos Aires, Argentina) en el año 1989 durante una fecha que en el calendario figura con rojo: 2 de Abril, día de las Malvinas.
Tengo 20 años. Soy ariana, signo de fuego, con lo que me siento identificada. Soy bastante impulsiva y suelo sentir tan fuerte que con frecuencia ardo entre lagrimas. Brillo por mi indiferencia: mientras algunos intentan persuadir y llamar la atención de quienes pueden abrirle puertas a la fama, yo me limito a provocar con una mirada fuerte, segura. Con un aire superado de alguien no cree estar alto pero que sin embargo, no se rebaja a la mediocridad del grueso de la sociedad. Rozando un lado sensual con una pizca de intelectualidad y una incierta belleza, existo.
Sensible por demás, comencé a escribir a eso de los 12 años en cuadernos con ositos y otros decorados barrocos que solía recibir en mis cumpleaños. Nunca tuve un diario íntimo por mas de tres o cuatro días pero si varios bocetos de cómo imaginaba al amor en ese entonces. Fue ahí cuando mi mamá decidió mandarme a un taller de literatura y hasta donde por estos días sigo estando desde hace ya unos 7 años. Forjada por las situaciones de conflicto propias de la vida de una adolescente, no he estudiado ni actuación ni música; sin embargo, siempre estuve de alguna forma en conexión con el arte. Me gusta oír bandas de los 80`, 70´ (particularmente Aerosmith, Whitesnake, Bon Jovi, Guns´n Roses, etc.) aunque también me derivo hacia el grunge de Pearl Jam y Nirvana, el Heavy Metal de Black Sabbath, Metallica y, ¿porqué no? Bajo los desniveles con música como Sui Generis, Seru Giran, etc. Dentro del rock escucho un poco de todo exceptuando las ultimas ramas del rock´n roll (lo que se podría denominar rock stone) y del Heavy (lo que serian el trash, el new metal, etc.) y fuera de él, me remito a los clásicos pop y a la música mas instrumental y de ambiente. Intenté aprender guitarra pero me resigné al poco tiempo luego de conseguir sacar los acordes básicos y armar algunas melodías y canciones con ellos. Sueño con cantar pero nunca me animé para comenzar a estudiar ello y siento que la voz no me da mas que para locución o algo por el estilo.
Hice la primaria en la escuela Nº 1 Francisco A. Berra. Luego me inscribí en la famosa “Legión” (escuela media Nº 42) y concreté ahí mis estudios secundarios en los tres años correspondientes.
Al otro año ingresé al instituto Terrero para estudiar profesorado en historia, pero al poco tiempo descubrí que no quería analizar el pasado del hombre sino cautivar al mismo de alguna forma, en su presente: despertarlo, provocarlo con mis escritos, con mi arte, conmoverlo. Este año comencé a estudiar en la facultad de Bellas Artes lo que sería “cine” por ser un medio complejo que aporta varias formas de transmitir ideas, emociones: ya sea mediante las imágenes, la música, la intensidad de los personajes y sus conflictos, un buen guión…. Aspiraba a crear uno alguna vez, pero lamentablemente la literatura y el manejo de las palabras en armonía de causa y sonido, nada tenía que ver con esto de inventar historias para llevarlas a la pantalla. Hoy solo curso una materia de esta carrera, producción audiovisual, y asisto al taller de literatura.
Me gusta hacer tortas (estilo budín hamburgués o Lemon Pie) para deleitar a mi familia y amigos de la misma. Por estos días me encuentro soportando la convivencia dentro de una casa donde somos 5 hermanos (yo la más grande) mamá, papá, abuela enferma y los dos perros. Planeo comenzar a estudiar en la facultad de periodismo el año próximo, hoy por hoy realizo solo trabajos del taller y tejo sueños entre almohadas: de formar una familia, ser madre, comprarme una moto mas grande a mi Suzuki FB100, conseguirme un trabajo para consolidar todas estas cuestiones y establecerme económicamente, casarme tal vez y tener un perro grandote que le guste estar siempre echado durmiendo al lado de la estufa y de vez en cuando en la cama conmigo cuando me quede sola en casa.

Comentarios

Anarcoman ha dicho que…
ey aldana! un saludo! seguro todas las cosas que con el tiempo de alguna manera son maleables, algunas perspectivas van cambiando pero quizá, no sabría precisar, la esencia se mantiene. Con el tiempo a algunos la esencia se les pierde bajo alguna máscara de tela finita llamada corbata, y a otros de otra forma...Creo que está, el que la haya perdido que trate de encontrarla, así hay más conexión, más humanismo práctico, más verbos y menos refrigerantes.
un abrazo
fran&joselo
Anarcoman ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Aldana ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hermes ha dicho que…
Llegué para la presentación, pero me pareció mejor visitar primero alguna galería, para hacerme idea de las palabras de la persona, y no de la persona de las palabras.

Empecé comentando, porque lo sentí un texto fuerte. Igual con los demás textos compartidos con Camila, pero ya no quisiera interferir tanto a tus palabras...

Y de tu presentación , se me ocurrió que sería una linda combinación leer estas palabras mientras saboreaba una de tus tortas (una linda idea para una exposición)
Aldana ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Entradas populares de este blog

¿Qué es dudar?

Estar al borde, a un paso, del vacío. Sobre una cuerda floja, esquivando misiles que se precipitan a embestirnos con sus volúmenes en cursiva e imprenta; antecedidos y seguidos, siempre, por aquellos garabatos que simbolizan su inmensa finalidad. Una tras otra, las preguntas luchan por arrojarnos de un lado u otro de la cuerda, hacia una dirección u otra hasta que la más acertada e inteligente de todas logra desvanecernos a la certeza de una sola y firme respuesta.

Quiero desvanecerme aunque sea solo una vez

Me compre un nuevo par de anteojos

¿Fetichismo? ¿Materialismo? ¿Última moda?

A veces me gusta desaparecer un poco, hacerme invisible, convertirme en una sombra. Y, porque no, ver las cosas de un modo más onirico

Ella y su beso del diablo

Si te descuidas ella te enamora
Si no le prestas atención, tú te la perderás
Si la cuestionas ella no va a reprocharte,
Solo te verá desde el otro lado de la puerta
Pero si la admiras, ella te enloquecerá

Nunca se sabe bien que podrá ser con ella
Aunque todos sabemos a donde quiere acabar
Se pierde en el camino y toma otros rumbos
Siempre esperando llegar,
Llegar al mismo lugar.

Si nunca ha mojado tus perversiones
Es porque nunca la viste de espaldas
Y si has estado entre sus garras
Sabrás de que hablo cuando pienso que es la mejor

Ella es dueña de un puñado de sueños rotos
Cree que son su mejor canción.
No intentes arrebatarselos nunca
Porque por más que esten rotos
No dudará en arrancarte los ojos
Si es que quieres robarselos.

Vive amarrando esos pedazos de vidrio en sus manos
Con cuerdas gastadas de esperanza
Pero cuando se libera de sus amarres
Suele caminar muy bien
Y si ha escojido un objetivo
Lo acaricia aún mejor

Y es que a esta chica de ojos tristes
Y corazón blando
Maldigo …

Bailemos Rock

En la noche, al silencio del sueño
Oigo una guitarra que me llama
Como si tuviera voz propia
Sacude mi alma
Quiere arrancarla de mi cuerpo
Y me hacerme bailar.

Si te sigo no hay llanto
Si me esclavizo a vos solo huelo libertad
Si me secuestras nadie podra amarrarme
Y si en vez de morirme te elijo
Es porque abandono mi egoismo
Y me sexisto para todos los demás.

El violero sin rostro me arranco la soledad
De un salto y a sus pies me encuentro ya
Bailemos rock esta noche para olvidar las penas
Y si el mundo parece haber terminado
Mejor bailemos y que vuelva a girar.

Bailemos que el dolor es en vano
Yo prometi esperar y eso voy a hacer
Bailemos y sigamos esperando
A quien nos cubra luego con sus brazos
Y no se vaya antes del amanecer.

Si hay un amor infinito
Solo el tiempo lo descubrirá
Mientras tanto bailemos y sigamos esperando
A quien luego no se vaya con el primer amanecer.

El violero sin rostro me arranco la soledad
De un salto y a sus pies me encuentro ya
Bailemos rock esta noche…

Los que fuimos a morir te saludan

Alguna vez me encontré en la cima de uno de los reinados más extensos de este mundo, el de la gran cordillera que se pierde al sur y posee los cuatro climas. Eran otros tiempos. Clavé mi fal e incrusté mis balas en más de mil cuerpos defendiendo mi puesto y a mis hombres. Mi ego se bañaba en la sangre del enemigo, mi codicia se alimentaba de la fortuna de los otros hasta hacer de ellos pobres mendigos. Sentí la gloria al ver los rostros de quienes nos temían y admiraban a la vez. Tuve maestros que me enseñaron, más que a sobrevivir, a pelear por honor. De a poco formé parte una alianza de increíbles caballeros de distintas virtudes que me fueron fieles hasta el último momento, cuando sus gargantas ya no desterraron la desesperanza del último campo de batalla con su grito de guerra. Mi mayor sentimiento de gratitud por haber peleado codo a codo con ellos. Estuvimos tan cerca de ser los mejores, invencibles, inolvidables, dueños de lo que siempre fue nuestro; pero muchos cayeron en las …